Lo hemos escuchado cientos de veces pero siempre aparece en nuestra mente la típica barriga cervecera, y nunca lo acabamos creyendo. Al fin y al cabo estamos hablando de una bebida alcohólica. Pero muchos estudios científicos lo han demostrado: tomar cerveza (CON MODERACIÓN), es beneficioso para la salud.

Aquí os dejamos algunos motivos para tomar entre una o dos cervezas al día:

Destaca la hidratación, ya que está compuesta por un 93% de agua, y su bajo contenido en sodio pero alto en potasio la convierten en una bebida diurética (SÍ, AYUDA A ADELGAZAR).

cuencadetapas-cerveza-salud

Contiene una gran cantidad de antioxidantes naturales, como vitaminas, minerales y compuestos bioactivos como los polifenoles, los cuales potencian la reducción del estrés oxidativo, lo que significa que ayuda a proteger el sistema cardiovascular y a frenar el envejecimiento.

El consumo de cerveza también se ha visto ligado al “colesterol bueno” (llamado HDL), que actúa como protector de las paredes internas de las venas, y a la prevención de enfermedades óseas debido a su contenido en minerales como el fósforo, el silicio o el magnesio.

Por último, caben destacar sus beneficios contra las enfermedades neurodegenerativas,  debido a la vitamina B, que es esencial para el sistema nervioso y la regeneración de las células.

 

Hemos visto una gran cantidad de beneficios de esta milenaria bebida, pero lo más importante a tener en cuenta es que hay que tomarla de forma responsable, ya que un consumo excesivo desemboca en el efecto contrario. Al fin y al cabo, estamos hablando de una bebida alcohólica, y hemos de saber que la acumulación de alcohol es tóxica para nuestro organismo.

Autor: “Alba Vicente Olmo”

Guardar

Guardar

Guardar