Una antigua sillería reconvertida en un gastro-bar o bar de cañeo con tapas como le gusta más a su propietario describirlo es lo que nos podemos encontrar en la zona de la calle del agua, y es que, según Carlos Res (su propietario) La Sillería es un sitio donde poder pedir una buena caña mahou y acompañarla con media o una o varias raciones, un sitio acogedor y amable que hará que las horas vuelen en compañía de los tuyos.

Carlos Res, conocido fotógrafo de la ciudad abandonó sus cámaras ya hace 5 años y se lanzó al mundo de la hostelería primero con la Taberna del Agua y tres años y medio atrás con La Sillería.

Un acogedor local con buena música ambiente donde poder degustar variadas raciones de temporada realizadas con producto fresco y de calidad. El foie con distintas mermeladas caseras, las supremas de Bacalao, patas de pulpo y diversas ensaladas son la seña de identidad de una carta de no más de 30 platos que se combina con sugerencias diarias según temporada.

Un local que cuenta con dos comedores uno con capacidad para 30 y otro para 25 comensales a parte de una terraza donde poder disfrutar si el tiempo acompaña.

En definitiva una buena opción para disfrutar con amigos y familiares en el centro de Cuenca.

Guardar