En el barrio de Villa-Luz se encuentra este amplio local que se divide en 3 partes, una amplia barra con mesas altas, un comedor para 30 personas y otro para 60.

Un espacio renovado con un cuidado gusto, que se ha convertido con su amplia carta de arroces en un referente en la ciudad.

Y es que son más de 24 tipos de arroz los que nos podemos encontrar en la carta de este local. Cocciones y arroces que cambian al igual que los productos con los que se hacen, intentando siempre utilizar productos de temporada pero sin renunciar a los clásicos entre los que no falta el bogavante, el carabinero, el buey de mar… Arroces de siempre o platos novedosos como el arroz con pato y boletus (que sorprende a todo aquel que lo degusta) es la seña de identidad de este restaurante.

Sergio Gil Navarro, (gerente del Rincón Valenciano) hijo de los conocidos hosteleros, Manuel y Alejandra (anteriores propietarios del Bar Los Arcos) empezó esta andadura hace ya tres años, un tiempo que les a servido para afianzar este negocio que sin duda lleva camino de convertirse en un puntal de la gastronomía conquense.

Y es que El Rincón Valenciano no solo es sinónimo de arroz, si no que lo es también de buen pescado, marisco y carne, ya que en su amplia carta de raciones podemos encontrar platos clásicos realizados con un toque único y personal como son sus famosas gambas al ajillo, carnes de vaca curada con denominación de origen o calamar nacional, pulpo, etc… siempre con la premisa de un producto fresco y de máxima calidad que riegan con una extensa carta de Vinos y cerveza Mahou 5 estrellas.

Una cocina que podemos degustar desde tan solo 10€ en su menú diario o 15€ en su menú degustación que preparan para los fines de Semana.