Fin de semana, salimos a comer o cenar. Viene delicia tras delicia, entrantes, primeros, segundos. Parece que ya no podemos más pero… ¿cómo no hacerle un hueco al postre? Vemos la lista de opciones,  quizá aparezca algo de fruta, quizá algo de helado, pero siempre se nos van los ojos a lo que parece que tiene mas consistencia. Las palabras chocolate, tarta, nata, resaltan del papel, y hacen que se nos olviden las calorías, las grasas y toda la comida que ya está en nuestro estómago.
Ahora bien, para los que no quieren renunciar al delicioso final pero a la vez quieren cuidarse,  Walter Willett, nutricionista de la universidad de Harvard, ha encontrado una solución. En un artículo de National Geographic el experto nos propone lo que él denomina “The Three Pleasures” (“los tres placeres”),  porque está compuesto de tres ingredientes: fruta, chocolate negro y frutos secos.

postre de chocolate cuenca
La fruta ofrece vitaminas y minerales, y aportan dulzura; el chocolate negro (sí, no vale chocolate con leche, cuanto más puro mejor), añade sabor y aporta flavonoides; y por último los frutos secos aportan grasas saludables y proteínas.
Willet anima a cocineros de todo el mundo a inventar recetas utilizando estos tres ingredientes, y a compartir sus creaciones con el hashtag #3ForDessert. De esta forma todo el mundo puede disfrutar y a la vez cuidarse. Eso sí, como Jordi Roca bien dice, a un restaurante uno tiene que ir con la mente abierta, con ganas de disfrutar, por lo que siempre decídete por lo que más te apetezca.

 

Por Alba Vicente Olmo

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar