Cruzar las puertas del Bodegón del Cerrillo de San Roque es como revivir nuestra preciada juventud, cuando nuestros abuelos nos llevaban a comer a esos mesones que ahora se ven con menos frecuencia. Pero en la capital tenemos uno de ellos y prácticamente en el centro urbano.

Antaño era una herrería, pero desde hace unos 55 años aproximadamente se restructuró y ahora forma parte de la historia gastronómica conquense donde Ángel Bonilla, su propietario, tiene parte de culpa. Con una cocina castellana, “la de antes”, y un ambiente familiar y conquense (con guiños a su Semana Santa), disfrutar de un buen menú para comer o cenar será de lo más agradable.

El establecimiento pone a disposición tanto un menú diario de 10 euros así como una carta muy completa especializada en carnes a la brasa (desde el cordero al cerdo pero sobre todo ternera) asCuenca-de-tapas-El-bodegon7í como de unos exquisitos calamares, verdura a la parrilla o buenos platos 100% conquenses, como los zarajos. Esta comida se pue    de acompañar de una amplia carta de vinos, donde las bodegas de Castilla-la Mancha predominan

Aunque en la actualidad ya no se realicen casi eventos gastronómicos, hace unos años sí que se llevaban a cabo. El más destacado era en época de matanza, cuando todo tipo de chorizos y morcillas ofrecían al público un trocito de la cocina más cercana. El último evento que se llevó a cabo fue en Huete, donde gracias a todos los productos autóctonos se realizó una buena jornada gastronómica.

¿Qué cómo se puede disfrutar de estos productos? Tanto en la terraza de verano como en el interior del local en el horario de 10 a 15:30 horas así como de 19:30 a 23 horas. Pero no solo todo esto es un aliciente para venir. Angel Bonilla asegura que en su terraza de verano, cercano a una escultura que poseen, se encuentran multitud de Pokémon.

Guardar

Guardar

De Lunes a Sabado de 10 a 15:30 horas así como de 19:30 a 23 horas

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar