Ubicado en la calle de los Tintes, en una céntrica y a la vez privilegiada localización junto al río más conquense, “El Chaflán del Huécar” se ha convertido en poco tiempo, por derecho propio, en una referencia clave para muchos conquenses y visitantes.chaflan8--texto

Un pequeño local que había pasado por distintas manos y ambientes desde su creación (Bar Viñas) hace ya varias décadas, se ha convertido ahora en un local acogedor con una pequeña barra, una terraza con media docena de mesas y un muro donde relajarse y disfrutar de un ambiente sociable y familiar.

La decoración es toda una alegoría a la ciudad: paredes, cuadros y  fotografías rinden homenaje a la arquitectura y tradiciones conquenses.

Desde que hace cuatro años Eduardo Gómez del Moral (gerente) decidiese reabrir las puertas de este local (anteriormente local nocturno únicamente) el horario de apertura se amplió, abriendo sus puertas desde el medio día para que los clientes puedan degustar unos suculentos y generosos aperitivos a la hora del Vermut. Aperitivos que varían desde paella en épocas calurosas a las típicas gachas cuando el frío arrecia en Cuenca.

Pero eso no es todo, porque entre horas el bar se transforma y se convierte en una coctelería con un estilo muy particular donde se pueden saborear sus famosos mojitos de diversos sabores entre otros preparados. Una carta de alcoholes que varía, sin olvidarse de los clásicos. Todo esto con una música que va desde el Blues y Jazz al Indie o Nu Disco  más alternativo y que le ha convertido en  un referente musical en la ciudad para conquenses y visitantes.

Sin duda  una buena opción para disfrutar a cualquier hora del día.

Guardar

Guardar

De Lunes a Sabado de 12:00 a 2:30

Guardar